Fuerzas de Van der Waals

Las fuerzas de Van der Waals son fuerzas intermoleculares débiles que actúan entre moléculas apolares y entre moléculas polares permanentes. Son más débiles que los enlaces covalentes, iónicos o de hidrógeno, pero son importantes para determinar las propiedades físicas de las sustancias, como la cohesión, la viscosidad y el punto de ebullición.

Fuerzas de Van der Waals

Tipos de fuerzas de Van der Waals

Las fuerzas de Van der Waals se clasifican en tres tipos principales:

  1. Fuerzas de dispersión de London (Fuerzas Instantáneas de Dipolo-Dipolo):
    • Son las más débiles de las tres.
    • Se presentan en todas las moléculas, polares o no polares.
    • Se originan por fluctuaciones temporales en la distribución de electrones dentro de una molécula.
      • Estas fluctuaciones crean dipolos momentáneos (instantáneos) que pueden atraer a otras moléculas cercanas.
      • La atracción es débil porque los dipolos son instantáneos y cambian constantemente.
  2. Fuerzas de dipolo-dipolo inducido:
    • Actúan entre una molécula polar permanente y una molécula apolar.
    • La molécula polar permanente induce un dipolo temporal en la molécula apolar.
      • El campo eléctrico de la molécula polar distorsiona la nube electrónica de la molécula apolar, creando un dipolo débil y temporal en esta última.
    • La atracción entre el dipolo permanente de la primera molécula y el dipolo inducido en la segunda molécula es mayor que la de las fuerzas de dispersión de London.
  3. Fuerzas de dipolo-dipolo permanente:
    • Se presentan entre moléculas que tienen dipolos eléctricos permanentes.
    • Son las más fuertes de los tres tipos de fuerzas de Van der Waals.
    • Las moléculas se atraen entre sí debido a la atracción electrostática entre los polos positivos y negativos de sus dipolos permanentes.

Importancia de las fuerzas de Van der Waals

Las fuerzas de Van der Waals, aunque débiles comparadas con los enlaces químicos fuertes, juegan un papel crucial en diversos campos gracias a su influencia en las interacciones entre moléculas. Aquí te contamos su importancia:

1. Determinan propiedades físicas de las sustancias:

  • Cohesión: Las fuerzas de Van der Waals son las responsables de la atracción entre las moléculas de una sustancia, lo que determina su capacidad para mantenerse unidas. Esto influye directamente en propiedades como el punto de ebullición, punto de fusión y la viscosidad.
    • Por ejemplo, las fuerzas de Van der Waals entre moléculas de agua son relativamente fuertes, dando como resultado un punto de ebullición alto (100°C) comparado con un gas como el metano (-162°C) cuyas fuerzas intermoleculares son más débiles (dispersión de London).

2. Intervienen en procesos biológicos:

  • Estructura de las proteínas: Las fuerzas de Van der Waals juegan un papel vital en la configuración tridimensional de las proteínas. Estas interacciones débiles permiten el plegamiento de las cadenas polipeptídicas en estructuras específicas (conformaciones) necesarias para su función biológica.
  • Reconocimiento molecular: Las débiles fuerzas de Van der Waals también intervienen en el reconocimiento específico de moléculas entre sí, crucial para procesos biológicos como la unión enzima-sustrato y la interacción antígeno-anticuerpo.

3. Aplicaciones en nanotecnología:

  • Manipulación de materiales a escala nanométrica: Las fuerzas de Van der Waals se pueden utilizar para ensamblar y manipular átomos y moléculas individuales para crear estructuras a escala nanométrica. Estas estructuras tienen propiedades únicas y prometen aplicaciones en diversas áreas como la electrónica molecular y la nanomedicina.

Ejemplos de fuerzas de Van der Waals

Ejemplos de las diferentes fuerzas de Van der Waals:

1. Fuerzas de dispersión de London (instantáneas de dipolo-dipolo):

  • Gases nobles: La cohesión entre átomos de He, Ne, Ar, Kr y Xe se debe a las fuerzas de London. Son las únicas fuerzas intermoleculares presentes en estos gases, lo que explica sus puntos de ebullición y fusión bajos.
  • Interacciones entre moléculas apolares: La cohesión entre moléculas apolares como el CH4 (metano) y el CCl4 (tetracloruro de carbono) se debe principalmente a las fuerzas de London.

2. Fuerzas de dipolo-dipolo inducido:

  • Interacción entre moléculas polares y apolares: La interacción entre moléculas de agua (polar) y moléculas de aceite (apolar) es un ejemplo. El agua induce un dipolo temporal en las moléculas de aceite, generando una atracción entre ambas.
  • Disolución de gases polares en líquidos apolares: La disolución de gases como el HCl (ácido clorhídrico) en líquidos apolares como el benceno se facilita por las fuerzas de dipolo-dipolo inducido.

3. Fuerzas de dipolo-dipolo permanente:

  • Agua: Las fuertes fuerzas de dipolo-dipolo permanente entre las moléculas de agua son responsables de su cohesión, punto de ebullición alto y otras propiedades únicas como la tensión superficial.
  • Hielo seco (CO2 sólido): Las moléculas de CO2 son polares y se atraen entre sí mediante fuertes fuerzas de dipolo-dipolo permanente, lo que explica la dureza y la baja temperatura de sublimación del hielo seco.
  • Enlaces de hidrógeno: Aunque no son un tipo de fuerza de Van der Waals, son un tipo especial de interacción dipolo-dipolo permanente particularmente fuerte que se observa en moléculas con átomos de H unidos a átomos altamente electronegativos (O, N, F).

Otros ejemplos:

  • Las fuerzas de Van der Waals son responsables de la adhesión de la pintura a la pared, la cohesión del polvo y la formación de gotas de lluvia.
  • Las interacciones entre las moléculas de jabón y las moléculas de agua son una combinación de fuerzas de dipolo-dipolo inducido y fuerzas de London, lo que permite que el jabón disuelva la grasa.

Equipo Redacción

Somos un equipo de redactores especializados en química, apasionados por la ciencia y la investigación. Escribimos contenido químico en línea desde septiembre de 2019.

También te puede interesar...