¿Qué es el PH?

El término PH proviene de latín pondus, cuyo significado es "peso o potencia" y del término Hydrogenium que se traduce como "hidrógeno". Hasta el momento, no se conoce el significado exacto de la p en relación al término. Sin embargo, en el 1909  el químico danés S.P.L Sorensen acuño el término y lo definió como el opuesto del logaritmo de base 10, esto es:

pH= -log10 αH+,  que también es llamado logaritmo negativo de la actividad de iones de hidrógeno.

En química, el pH es conocido como potencial de hidrógeno. Es la medida de acidez o alcalinidad que se encuentran presentes en una solución o sustancia, indicando la concentración de hidrógeno presentes en estas.

El PH


¿Cómo medir el pH?

Normalmente, el pH es medido en una escala de 1 a 14, donde:

  • 7 es el valor neutro.
  • 14 es el valor alcalino.

Para medirlo se utilizan dos instrumentos: los reactivos y el pH-Metro.

PH-Metro

Es un instrumento, más específicamente, un potenciómetro utilizado para medir el pH entre dos electrodos.

Reactivos de pH

¿Qué es el PH?En el caso de los reactivos, los podemos encontrar en gotas o tiras que se colocaran en la muestra y dependiendo del cambio de color que presente se determinará si dicha muestra es alcalina, ácida o neutra.

Uno de los procedimientos analíticos más importantes, tanto en química como la bioquímica, es la determinación del pH,  ya que determina el comportamiento de las células y los organismos, es decir, establecen características notables en torno a la estructura y la actividad que realizan las moléculas.

Aunque la escala para medir el pH va de 1 al 14. Las sustancias ácidas se acercan al número 0 dependiendo de su nivel de acidez y las más alcalinas se acercan al 14; hay sustancias cuyo pH está entre 7 y 7,3 como es el caso de la sangre y el agua que son sustancias neutras.

A diferencia de estas, las sustancias alcalinas presentan valores más altos, por ejemplo, los limpiadores que contienen amoniaco cuyo valor es  entre los 11 y 12.

La importancia del pH

Las células del cuerpo necesitan un pH ligeramente alcalino, esto es, entre 1 y 7,4 para garantizar un funcionamiento adecuado. Se ha demostrado que personas con PH bajo (o ácido) han mostrado predisposición a ciertas enfermedades como, por ejemplo, el cáncer; el 85% de los pacientes de cáncer presentan un pH entre 5 y 6.

 Factores del desequilibrio de pH en el cuerpo

  • Consumo de alimentos acidificantes, como endulzantes, sal refinada, zumos procesados, azúcares refinados, alcohol, enlatado, lácteos, derivados animales, entre otros.
  • Pensamientos y reacciones fuertes.
  • Una dieta desequilibrada y mala alimentación.
  • Falta de ejercicio y estrés.
  • El calentamiento del aceite y las comida en el microondas.

¿Qué hago para que mi cuerpo tenga un pH alcalino?

Para ello es necesario tener una alimentación rica en sustancias minerales que compense la acidez presente en tu cuerpo, puedes consumir:

Algas y verduras

Las sustancias alcalinas están más presentes en los vegetales de hojas verdes y amarillas. El Consumo de  pepino, espinacas y apio es totalmente recomendable, por ser fuente de vitaminas, minerales y fibras, además de proporcionar clorofila y fitonutrientes.

Endulzantes naturales

Evita el uso de endulzantes artificiales e introduce a tu dieta miel, estevia, siropes de cereales, entre otros.

Agua y bebidas tonificantes

El agua contiene un pH entre 6,5 y 9. Otras bebidas a consumir pueden ser té, zumos naturales, infusiones.

Pueden agregar:

  • Grasas no saturadas.
  • Cereales integrales.
  • Soja, incluye sus variedades.
  • Pan integral.

Debes tener en cuenta que, para desintoxicar el organismo y eliminar la acidez, es necesario hacer una dieta para reducir los alimentos ácidos durante unas 3 o 4 semanas y así poder basar tu dieta en el consumo de alimentos alcalinos.

¿Qué pasa si hay alteraciones de pH en mi piel?

¿Qué pasa si hay alteraciones de pH en mi piel?Nuestra principal barrera de defensa ante las infecciones y el medio ambiente es nuestra piel, por ello debemos cuidarla.

La piel tiene un pH cercano a los 5.5, que varía según la zona y el estado en que se encuentre, por ejemplo, la piel de las axilas es más vulnerable a las agresiones externas, debido a que tiene un pH más alcalino.

Si el pH sube, automáticamente se vuelve más alcalino, alterando su equilibrio en el organismo y haciendo que nuestra piel se seque, pierda agua y la función protectora que realiza nuestra piel haciéndonos más propensos a las infecciones. En caso contrario, si el pH baja, se acidifica produciendo inflamación y enrojecimiento de la piel.

Como citar:

Equipo Redacción

Somos un equipo de redactores especializados en química, apasionados por la ciencia y la investigación. Escribimos contenido químico en línea desde septiembre de 2019.

También te puede interesar...