Usos del Cadmio

El cadmio es un elemento químico de la tabla periódica que se representa con el símbolo Cd y cuyo número atómico es 48. Se ubica en el grupo 12 y es un metal de color blanco con un ligero matiz azulado, tiene mucho peso, abunda poco y se encuentra entre los metales con mayor nivel de toxicidad entre los que existen. Guarda una estrecha relación con el zinc, y con este es que se le halla en la naturaleza, pero es más maleable y blando.

Es un metal que presenta mucha ductilidad y su ion es incoloro. Su peso atómico es de 112.40, tiene una densidad de 8.65 a 20 grados Celsius. Sus puntos de ebullición y fusión son de 765 grados Celsius y 320 grados Celsius respectivamente, ambos inferiores a los que posee el zinc. En la naturaleza existen un total de ocho isótopos estables y once han sido descritos como radioisótopos inestables artificiales.

Usos del Cadmio


  • Se utiliza en las baterías de níquel-cadmio.
  • Anteriormente, el cadmio se usaba comercialmente para proteger el acero y el hierro y así evitar su deterioro.
  • Se emplea como reactivo químico y pigmento.
  • Debido a que es capaz en gran medida de absorber neutrones, se emplea en las barras de control para recubrir reactores nucleares.
  • Sus compuestos de cadmio son utilizados para estabilizar los plásticos.

El cadmio pertenece al grupo IIb, en el que se encuentran también el mercurio y el zinc. Es un elemento divalente en cada uno de sus compuestos estables.

En la naturaleza no es hallado libremente y su sulfuro, que es su único mineral, no es una fuente comercial de metal. Una gran mayor parte se obtiene tras fundir y refinar los minerales del zinc. Entre los principales países que son fuentes de este elemento son:

  • Corea
  • Canadá
  • Estados Unidos
  • Australia.

La configuración electrónica del cadmio es: Kr 4d¹⁰ 5s²

Efectos del uso del Cadmio en la salud

Este elemento se encuentra mayormente en la corteza de la tierra, casi siempre en combinación con el zinc. Tras su aplicación, llega al ambiente mediante el suelo, ya que es hallado en pesticidas y estiércoles.

Llega a los seres humanos a través de la comida, mayormente, y los alimentos que tienen altas concentraciones de este elemento son capaces de producir un aumento de ellas en los humanos como, por ejemplo, los mariscos, el cacao y los champiñones.

Si una persona se expone a concentraciones excesivas de cadmio las consecuencias pueden ser muy significativas. Una de las formas se da al fumar tabaco. El humo se encarga de transportar el elemento hacia los pulmones y luego la sangre lo dirige al resto del cuerpo y así crecen los efectos del cadmio que ya se encuentra en el cuerpo por la ingesta de alimentos que lo contienen en altas cantidades.

También las personas que vive cerca de vertederos donde se desechan residuos con alta peligrosidad o fabricas que liberan este elemento en el aire, así mimo la quienes laboran en refinerías de metales se exponen a el. La inhalación de cadmio puede provocar graves daños en los pulmones e incluso producir la muerte.

Además, puede causar: fracturas en los huesos, daño en el sistema nervioso e inmunológico, fallos reproductivos y posible infertilidad, diarreas, severos vómitos y dolor estomacal, puede causar daños en el ADN y aumenta el desarrollo de cáncer.

Efectos de utilizar Cadmio en el ambiente

En el medio ambiente se liberar más de 25 mil toneladas de este metal anualmente. Una parte de esta en los ríos mediante la descomposición de rocas y en el aire llega a través de los fuegos balcánicos y los que se producen en los bosques. La otra mitad lo liberan algunas actividades realizadas por los seres humanos como la manufacturación.

En la actualidad, gracias a las regulaciones, mediante el agua solo llega una cantidad pequeña de cadmio, esto mediante el vertido de aguas residuales a las industrias o en los hogares.

El cadmio que liberan las industrias en las aguas residuales termina en los suelos. Otra manera mediante la que se emite el cadmio es por la producción de fertilizantes, ya que acaba en los suelos al ser usado en las granjas. Una cantidad de este llega a las aguas superficiales a través de lo que queda de los fertilizantes utilizados y vertido por las empresas.

Al llegar a los suelos, animales invertebrados como las lombrices y otras especies animales fundamentales para la tierra tienen gran sensibilidad al envenenamiento por este metal, suelen morir aun cuando se exponen a concentraciones muy bajas, y esto puede causar importantes consecuencias en la estructura de las tierras.

Como citar:

Equipo Redacción

Somos un equipo de redactores especializados en química, apasionados por la ciencia y la investigación. Escribimos contenido químico en línea desde septiembre de 2019.

También te puede interesar...